http://images2.listindiario.com/image/article/124/680x460/0/524B2C87-A242-4690-9EA5-78E243CA83AD.jpeg
Listin Diario
28 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 8:00 PM
Economía & Negocios 11 Mayo 2009
0 Comentarios
Tamaño texto
Demanda de competencias laborales en la actualidad
LOS RECURSOS HUMANOS DE MAYOR CAPACIDAD SIEMPRE TIENEN TRABAJO
  • Los programas de especización de profesionales se deben diseñar con base en lo que están demando los actores económicos del país y del exterior.
Compartir este artículo

Santo Domingo.- La globalización de la economía y el continuo desarrollo de nuevas tecnologías en los procesos de producción y administración en las organizaciones han llevado a una constante evolución de los puestos de trabajo. Como respuesta a esta difi cultad, muchas empresas han optado por un modelo de sistema de competencias laborales para promover la formación y la capacitación de sus empleados y lograr un mejor equilibrio con necesidades de la organización.

¿Qué es una competencia? Existen varias defi niciones.
El concepto más generalizado es aquel que defi ne a la competencia laboral como una capacidad efectiva para llevar a cabo exitosamente una actividad plenamente identifi cada. No es una probabilidad de éxito en la ejecución de un trabajo, sino una capacidad real y demostrada.

Esta capacidad integral es a su vez un conjunto de atributos personales, que los especialistas defi nen como: Conocimientos, habilidades, y actitudes. Hay quienes también agregan los valores.

Cada sector, empresa o ramo productivo determinan estas competencias en función de su giro, la estructura de su organización y los diferentes perfi les ocupacionales que cada puesto y área requieren.

Sin embargo, en este momento de profunda crisis económica y de adelgazamiento de las estructuras de organización, los empleadores buscan colaboradores cuyas competencias permitan un incremento de la productividad y la calidad de productos y servicios, así como desempeños efi cientes y fl exibles, ya que en un entorno tan cambiante, la multifuncionalidad es una exigencia de primer orden.

Los más requeridos
Técnicos o especializados; de supervisión, administrativos, gerenciales que se determinan en cada empresa de acuerdo con la actividad de cada área y puesto de trabajo como la contabilidad, mercadotecnia, producción, ventas, fi nanzas...

También están los medios de comunicación electrónica y manejo de equipos especializados en el área administrativa y en idiomas En el rubro de habilidades y capacidades, las más solicitadas son: Liderazgo, según el nivel del puesto; análisis y solución de problemas, para todos los niveles; comunicación oral y escrita, administración del tiempo, trabajo en equipo, creatividad e ini ciativa y relaciones interpersonales.

En tanto que las actitudes que más interesan a quien contrata personal son: Servicio y atención a clientes, adaptabilidad al cambio, fl exibilidad, automotivación y tolerancia a la presión.

Los valores que son altamente apreciados por las empresas son: Ética profesional, integridad, lealtad y respeto.

Edad y especialidad
Existen otros elementos adicionales a las competencias laborales que las organizaciones toman en cuenta entre los que se destacan la edad y la especialización.

En cuanto a la edad, la situación actual es totalmente diferente a la de otras épocas.

Antes de la década de los 80 las empresas buscaban tanto para puestos de confi anza como de alta responsabilidad, a profesionales con amplia experiencia, lo cual se adquiere con el tiempo.

Por eso era normal encontrar gerentes y directores de 45 años o más. Hoy en día estos puestos, e inclusive los altos cargos gubernamentales, son ocupados por personas cada vez más jóvenes.

En diferentes ambientes profesionales se opina que si alguien no ha ocupado un puesto importante a los 35 años, difícilmente lo conseguirá después de esa edad.

Sobre la especialización, los que desean colocarse en el mercado laboral deben tomar en cuenta que existen dos tipos de carreras que no necesariamente garantizan una buena remuneración económica, pero sí oportunidades de empleo. El primer grupo lo conforman profesiones que se consideran tradicionales: profesores, contadores, abogados, médicos, ingenieros y otros. Es necesario realizar un sondeo local para identifi car las especialidades más solicitadas.

El segundo grupo es de carreras que han surgido como resultado del avance tecnológico: ingenieros en computación o sistemas, economistas, publicistas, mercadólogos, comunicólogos, especialistas en comercio exterior, relaciones internacionales, diseñadores gráfi cos, y otros.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar