Entretenimiento 28 Mayo 2007
0 Comentarios
Tamaño texto
EL CANTANTE ESPAÑOL REGRESA AL PAÍS LUEGO DE 34 AÑOS DE SU AUSENCIA

Juan Bau, “la estrella de David”

  • Juan Bau, La historia que narra “La estrella de David”, grabada en 1973, es real y no era un colgante sino un anillo.
Pachico Tejada

SANTO DOMINGO.-“Si quieres te doy mi corazón y tú me das aquello que perdí” es la primera frase de la canción que abre el nuevo disco de Juan Bau, y es como si se lo dijera a su público dominicano, con el que no se reencuentra desde principios de la década de los 70, cuando iniciaba su carrera y República Dominicana era el primer país, fuera de España, que visitaba.El intérprete de “Mirando las estrellas” está de nuevo aquí para tres presentaciones, una de las cuales ya realizó el pasado sábado en  San Francisco de Macorís. Las otras dos serán el viernes en Higüey y el sábado en el Maunaloa Night Club.

El tiempo no parece haber pasado por su voz, pues conserva los matices que le dieron estelaridad y lograron el favor del público que hoy sigue escuchando sus antiguos temas en varias emisoras, sin saber que él no ha dejado de grabar discos.

“Llegó un momento en el que mí compañía discográfica desapareció, llevándose consigo montones de esperanzas mías y de mucha gente”, explica, respondiendo a la pregunta de por qué no llegó más música suya por aquí y por qué no volvió.

Influenciado en su juventud por gente como Elvis Presley y Tom Jones, al igual que muchos otros españoles, como el desaparecido Nino Bravo, con quien aquí se presume habría entre ellos alguna rivalidad, pero no fue así, ya que el primer disco de Bau salió pocos meses antes de que su compatriota muriera en abril del 1973.

“Entonces no tuvimos la oportunidad de competir”, dice Bau, quien guarda recuerdos interesantes de su primera presentación en un escenario dominicano.

“Tiraban de mi cable del micrófono y fui a parar encima de todas mis fans y acabaron dándome un mordisco en la espalda”, cuenta, entre risas, la forma en que comprobó, en su cuerpo, el amor que guardaban sus seguidoras.

Otra anécdota que el cantante de “Raquel” compartió fue que durante su estadía aquí, escapando de la euforia de sus fanáticas, alquiló un carro y condujo por el malecón. “Fuí a parar a una playa desierta, pero no estaba desierta”, narra, ya que cuando se disponía a meterse al agua, llegó un policía que lo hizo desistir de la idea al mostrarle el anuncio de que en esas aguas había tiburones. “Acabamos tomándonos un trago y hablando del asunto” recuerda ahora en visita a LISTÍN DIARIO.

La historia que narra “La estrella de David”, una de sus canciones más exitosas, grabada en 1973, es real y no era un colgante, sino un anillo. Pero no le pasó a él, sino a su productor, Pablo Herrero. “Era una novia suya, no mía. Era una estudiante israelí que vivía en Madrid y que luego acabó los estudios y se tuvo que ir a su país y le regaló su anillo”, comenta al hablar del tema que nació en un vuelo Madrid-Londres, donde iban a grabar.

Bau confiesa que a pesar de tener más de 30 años de carrera y 58 de edad siente la misma emoción de dar lo mejor de sí al público. “Ahora estoy pasando la época más agradable conmigo mismo a la hora de subir a un escenario”.

 Según sus palabras, sigue aprendiendo, aportando elementos y, sobre todo, continúa ilusionado porque sus canciones lleguen a Latinoamérica. “El día que eso dejé de existir en mí, cogeré el micrófono y lo tiraré en la papelera”.

“He venido aquí a retomar mí público”, dice, al tiempo que desea que los dominicanos reclamen su presencia nueva vez.

Nuevo disco
“sI QUIERES”. El nuevo material discográfico trae 10 temas entre los que el intérprete navega por el bolero (“Si quieres” y “Volverte a ver”), la balada romántica (“Dame una razón); el tecno-pop (“Tengo un corazón”, “Recuérdame”) y una canción con aires folclóricos de Valencia (“Brindemos”) y la música bailable (“Nadie como tú”).

“Tecnológicamente está muy bien. Se han hecho las grabaciones en los mejores estudios, para mí, del mundo, uno en Barcelona y lo que son mezclas y tal en lo que es la catedral de la mezcla en Miami”. Juan Bau nace en Valencia, España, en 1948, iniciándose en el mundo musical a la edad de 15 años cuando forma el grupo Los Pikens.

En 1971 edita su primer disco como solista, que incluye temas propios como “Pequeñas cosas” y “Dentro de mi alma”.

Su mayor e indiscutible hit es “La estrella de David”, canción con la que le identifica su público y la que grabó en varios idiomas.

Romántico
Julio Iglesias

A pesar de no ser un gran cantante es el más escuchado de todos: 260 millones de discos vendidos en todo el mundo y ha ha recibido más de 2,600 certificaciones de Platino y Oro.

Raphael
Ganador del festival de Benidorm en 1962, se convirtió en un fenómeno de popularidad durante esa década y más allá. El andaluz es un pionero de la música moderna en español.

bajador, ha llevado su arte y su idioma a casi todos los rincones de la Tierra.

José José
A pesar de sus problemas con el alcohol, el “Príncipe de la canción” sigue cantando y grabando discos.  Su carrera la inició en 1969 colocándose de inmediato en los primeros lugares de preferencia.

Roberto Carlos
En la música desde finales de los años 50’s en los 60’s formó parte del grupo ‘joven guardia’ y en los años 70 se vuelve un cantante mas romántico manteniéndose activo a  a la fecha.

Danny Rivera
Siempre fiel a su pensamiento, este boricua se ha mantenido desde los años 70’s vigente y muy cercano de nuestro país.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar