http://images2.listindiario.com/image/article/337/680x460/0/16423F94-8702-44C7-9331-BFA6DF99093A.jpeg
Listin Diario
31 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 2:05 AM
Entretenimiento 2 Febrero 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
CANTANTES SOLISTAS
Década de los 80 fue época de oro para las solistas locales
LLENARON ESTADIOS, SALAS DE TEATRO, CLUBES Y EL PÚBLICO LAS SEGUÍA EN LA TELEVISIÓN
  • Artistas. El cantante español Camilo Sesto fue vital para el éxito internacional de la dominicana Ángela Carrasco.
Compartir este artículo
Ynmaculada Cruz Hierro
ynmaculada.cruz@listindiario
Santo Domingo

Contaron con la suerte de disfrutar del mejor momento de la balada romántica. Un género consumido por la gran mayoría del público. Era la década de los 80 cuando las cantantes solistas dominicanas eran conocidas en todo el país gracias a la difusión radial que lograban sus producciones musicales.

Ellas eran parte importante del espectáculo dominicano. Llenaban grandes escenarios, salas de teatro, clubes, bares y su presencia era vital en las fiestas patronales de los pueblos. El público las seguía en los programas de televisión en donde fueron la materia prima de sus contenidos.

Internacional
Ángela Carrasco fue de las pocas baladistas que en esa época trabajaba su carrera en España. Aunque se inició en los 70, fue en los ochenta cuando tuvo su mayor pegada.

En 1975 llegó la oportunidad de oro a través de la ópera-rock Jesucristo Superstar. El cantante Camilo Sesto obtuvo los derechos para realizar el montaje y la producción de la obra en castellano. Su esposo la animó a realizar la audición y dos días después, se convirtió en María Magdalena.

Solo bastó este éxito para que luego Camilo Sesto se convirtiera en el padrino de su carrera, escribiendo la mayoría de los éxitos como: “Amigo mío, cuenta conmigo”, “Mamma”, “Quiéreme”, “Quererte a ti” y “Callados”, entre otras; Camilo y Ángela formaron una mancuerna para presentar varias giras internacionales.

Rivales
Estrategia o no, la rivalidad que surgió entre Vickiana y Olga Lara les sirvió a ambas para generar mucho más interés entre sus seguidores. Sus fanáticos rivalizaron también y apostaron a que su cantante favorita se convirtiera en la más pegada.

Han sido las únicas baladistas dominicanas que llenaron grandes estadios en la capital dominicana y en las provincias. Vickiana proyectaba una imagen sensual y atrevida.

Sus canciones relataban temas con un contenido erótico, mientras que Olga Lara era más sumisa y con una imagen de mujer segura y tranquila. Sus baladas estaban cargadas de romanticismo, que era lo que gustaba para la época.

En 1977 Olga Lara se gradúa con honores de se?cre?taria ejecutiva bilingue y ejerce esa profesión durante varios años en ins?ti?tu?ciones bancarias y financieras. También fue profesora de inglés en el colegio Calazans.

Se inicia en la carrera artística en 1979, descubierta por el periodista de arte Frank Natera, y estimulada por el maestro Bien?ve?nido Bustamante y el productor de televisión Yaqui Núñez del Risco.

Vickiana fue descubierta por su esposo, Luis Martínez Diloné a finales de los años 1970, cuando se desempeñaba como costurera. Más tarde hizo su debut profesional en el programa televisivo “Fiesta”, transmitido por Teleantillas.

Sin ninguna proponérselo, la rivalidad las llevó a enemistarse y a nunca presentarse en un mismo escenario. A mediados de los 90 Olga Lara concluyó su carrera artística y recientemente se graduó de psicóloga. A más de 50 años de edad, Vickiana aún continúa más atrevida y más sensual.

El año pasado y motivadas por la periodista Zoila Puello, Olga Lara y Vickiana se juntaron por primera vez, y no fue en un escenario. Olga visitó a su archirrival Vickiana cuando esta se encontraba ingresada en un hospital afectada de diabetes.

La prensa recogió que fue la primera vez que cruzaron palabras, en el encuentro recordaron sus mejores momentos, pero no dejaron abierta la posibilidad de subir a cantar juntas en un escenario.

Cuestión de calidad
República Dominicana cuenta con la particularidad de poseer hermosas voces que quedarán en la historia como nuestras grandes artistas. Y una de ellas lo es Maridalia Hernández.

Como cantante, el público dominicano la conoció en el 1981 en el espectáculo ‘Sonido para una imagen’, una producción sobre temas de películas, del arreglista Luis José Mella para el Teatro Nacional.

Su calidad vocal impresionó a Camilo Sesto cuando fue contraparte de una de sus presentaciones en el país, invitándola luego a compartir el escenario en Puerto Rico.

Fue fundadora del grupo 4-40 de Juan Luis Guerra; en 1989 fue ganadora del tercer lugar, con la canción Te ofrezco, de Juan Luis en el Festival OTI. Tras una larga litis con su disquera, Karen Rocord, Maridalia regresó al mercado en el 2009 con una impresionante producción discográfica titulada “Libre”.

Otras de las voces impresionantes con que contaba el mercado lo era Jackelinne Estévez, también vigente y nominada este año como Cantante Solista en los Premios Casandra.

Se recuerda que en 1983 actuó en el Felt Forum del Madison Square Garden de New York, donde fue recibida con éxito rotundo por el público que abarrotó el lugar y fue elogiada por toda la prensa de Nueva York y la prensa nacional por su hermoso trabajo en dicho escenario.

Taty Salas fue otra de las grandes artistas de los 80 que contó con el respaldo de las casas disqueras y la radio local. Su calidad quedó demostrada cuando en 1983 ganó el festival OTI con la canción “Olvidar, olvidar”.       

(+)
OTRAS FIGURAS DEL CANTO DOMINICANO

Adalgisa Pantaleón fue el resultado de uno de los grandes festivales de la voz que se celebraban en los 60 y 70 en el país. Su carrera como solista no tuvo grandes logros, pero su participación en el grupo 4-40 de Juan Luis Guerra le dio la oportunidad de mostrar al mundo sus grandes dotes vocales.

El canto dominicano también cuenta con artistas alternativas como Irka Mateo, quien hace música para el mundo, en estos momentos cosechando éxitos en escenarios internacionales y Patricia Pereyra, una de las más grandes intérpretes dominicana del blues.

Alicia Baroni se caracterizó por sus grandes composiciones al igual que María Cordero.

Otra intérprete que formó parte de la década de oro de la balada lo fue Sonia Alfonso. Muy joven llegó al medio artístico y de inmediato logró ser querida y seguida por los dominicanos.

Así también en este ambiente competitivo lo fue la cantante Mery Mers, quien además supo cosechar sus éxitos de baladas en la radio nacional.

Otra de las grandes intérpretes de la época lo fue Anahay, quien mantuvo una agenda muy activa como baladista en los medios televisivos y radiales.

Los programas meridianos fueron parte importante para dar a conocer a esta generación de cantantes.

Todas tenían inclusive un día específicio para su presentación; así se dieron a conocer: Shiomara. Darhiana Ariela, Jinet, Valeria “La Mujer”, Yolanda Duke, Corin Oviedo y Ginna D’Alesandro, entre otras.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Entretenimiento