http://images2.listindiario.com/image/article/14/680x460/0/8C3A28FA-249C-4F33-9BA3-727278A76F2A.jpeg
La Generación 10 Mayo 2007
0 Comentarios
Tamaño texto
CITAS MILLONARIAS:
El costo de graduarse
EL ESTUDIANTE DEBE PAGAR DE 2 A 10 MIL PESOS PARA DESFILAR CON SU TOGA
Compartir este artículo
Grisbel Medina Rodríguez

SANTIAGO.- Las investiduras universitarias suelen ser actos monótonos y aburridos. Pocas veces, la emoción por la medalla alcanzada hace memorable el gran día en que cientos de personas, mayoría jóvenes, obtienen el título anhelado. La cita con el Rector o Directora, la foto con birrete y el Himno Nacional, no es gratuita. Cada aspirante a graduación debe cantearse con 2 y 10 mil pesos para unirse a la pasarela de togas en distintos centros del país.

En la última investidura de la Universidad Tecnológica de Santiago (Utesa), Manyoli recibió su título de mercadeo. La ceremonia ocurrió en el anfiteatro, debajo del solazo de abril y frente a un podium techado donde acomodaron las autoridades. Desde el pedazo de cemento que fue su silla, vociferó su descontento. “Aparte de costosa, en la universidad se pasa mucho trabajo. En la graduación cobran 800 pesos por una foto muy mala. Además el área escogida es muy incómoda”, expuso la joven de 25 años.

Rafelina, egresada de la Universidad Abierta Para Adultos (UAPA), también critica el abuso en los pagos de  escuelas superiores.

“La investidura es competencia de la universidad. Si encargas un vestido y cubres los materiales, el modisto no te entrega sin planchar. Cuando te inscribes en una carrera se supone que la graduación es el final. En UAPA hay que pagar como quiera. Aunque no te presentes al acto, el pago es obligatorio”, informó la egresada.

El cacareado derecho
En adición a los atuendos propios de “actos solemnes” como apellidan las investiduras, están los “oradores invitados” que, aunque talvez nadie escuche, la dirección de las universidades se preocupan porque sea gente de ciertas luces. Pero, volviendo al dinero, a lo que cuesta graduarse en el país, LA GENERACI”N le tomó el pulso a  las áreas de Registro y Tesorería de algunos centros donde mucha gente acude a recibir el trillado y “caro, muy caro” bocado de la enseñanza.

A título de Derecho a Graduación, la Universidad Autónoma de Santo Domingo cobra 1,655.00 pesos. El monto agrupa las siguientes facilidades: solicitud de grado, vestimenta, título, libro de grado, carpeta de diploma, récord de nota oficial, carta para exequátur, libro para biblioteca e investidura. Extra, para la carta del anillo se paga 200 pesos en caja, según consta en el documento de la Dirección de Registro. ¡Ah! tampoco está incluido el libro que, por resolución del Consejo Universitario, se dona a biblioteca. Eso sí, por la burocracia de la universidad estatal, para anotarse en cualquier proceso, hay que “coger pela”.

En la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) el alquiler del traje y birrete cuesta 500 pesos. Por certificación y récord de notas cobran 750 y el derecho de graduación cuesta 3 mil 500 pesos, informó Alejandro Esteban del área de prensa.

Para las fotos, PUCMM autorizó a tres fotógrafos ofertar paquetes de hasta 800 pesos (opcional) que incluyen siete estampas. Su última graduación de Santiago ocurrió en enero de este año. En cada celebración se invisten entre 700 y 800 personas que al pagar, si es la segunda cantidad, aportan 3 millones 800 mil pesos a las arcas del centro. Cada año Monseñor Agripino Núñez Collado preside dos investiduras en PUCMM-Santiago e igual número en Santo Domingo.

Aunque su crecimiento físico no se traduce en mejoras estudiantiles, UTESA, ostenta cinco recintos en el país y sólo en Santiago ha investido 19 mil 824 personas que pagando, cada una 3 mil 400 pesos (derecho a graduación), le han reportado la suma de 67 millones, 401 mil 600 pesos. Eso, sin contar las 20 mil 591 personas graduadas en Santo Domingo; 2 mil dieciséis de Moca; 1,642 de Mao y dos mil 713 de Puerto Plata.

En O&M el asunto no es tan distinto. En el centro donde varios jóvenes se quejaron, a través de LA GENERACI”N, de lo tortuoso del proceso de re-inscripción y el tiempo de publicación de notas, cobra uno de los pases a graduación más caro de los centros consultados.

Según Miguelina Ramos, de Registro, cada estudiante debe pagar 3 mil 500 pesos, sin cobertura de toga, birrete y fotos que cada quien debe diligenciar por su cuenta. En el último acto realizado en Santiago se licenciaron 292 personas en el local prestado del Politécnico Nuestra Señora de las Mercedes. Ese día, sólo por “Derecho a graduación”, O&M recibió de su comunidad estudiantil 1 millón 022 mil pesos.

En la Universidad Abierta para Adultos (UAPA), fundada en 1995, el permiso de investidura cuesta 3 mil 700 pesos. La suma incluye traje académico, documentos, certificación y récord de notas. También la acreditación al Colegio de Egresados. A la cita con UAPA cada quien lleva su fotógrafo aunque aparecen ciertos “expertos” que ofertan sus lentes. Esta escuela auspicia dos investiduras al año. El total de egresados son 5,379 personas, quienes, aparte del costo por crédito le han dejado al centro amparado en el sistema semipresencial y a distancia, la suma de 19 millones 902 mil 300 pesos.

 UTESA. 500 jóvenes se titularon en la última graduación de UTESA ocurrida el pasado 14 de abril. El derecho a Graduación cuesta 2 mil pesos. Hay 3 planes para la toga, birrete y fotografía de 1,000, 800 y 600 pesos. No permiten fotógrafos personales porque “le quita lucidez a la graduación”, le dijeron a Yissel Batista, graduada en Comunicación Social. También hay que regalar un libro a Protocolo, comprado obligatoriamente en Librería Cuesta. Según José Cerda, de relaciones públicas, pronto se celebrarán en Santiago tres actos como en el recinto capitalino.

UNICARIBE. Aunque sus investiduras no tienen nada de especial, la Universidad del Caribe es el centro que multa a cada estudiante con mayor monto por “Derecho a graduación”. Datos obtenidos confirman que la alta casa de estudios de Miguel Rosado, antiguo Rector de la UASD, cobra 5 mil pesos “por cabeza”. Claro, esto no incluye el monográfico que cuesta 5 mil pesos más y, si en lugar de monográfico haces un curso-monográfico, debes pagar 7 mil 500 adicionales. UNICARIBE funciona por el sistema semipresencial.

INTEC. El Instituto Tecnológico de Santo Domingo tiene fama de ser escuela de ricos. Sus programas son ejemplo de avanzada tecnológica, como inspira su nombre. Aunque parezca mentira, en INTEC graduarse es más barato que, por ejemplo, en UNICARIBE u otro centro con menos oferta y calidad académica.

EL COSTO. Eduardo Beato, director de Registro del CURSA-UASD informa que en cada investidura en Santiago se gastan entre 60 y 80 mil pesos.

 “El pago es abusivo, pues aparte de que aumentan los créditos y cada semestre  pagamos la renovación de un carnet que no nos cambian, tuve que pagar mucho dinero para graduarme. La universidad debería otorgar un beneficio, una gratificación, al menos debería proveer comodidad en la graduación. Alguna rebaja o consideración sería un alivio a la crisis. Si sacas cuenta del derecho a graduación, el anillo, las fotos, la ropa, no hay con qué celebrar”.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar
Más en La Generación