http://images2.listindiario.com/image/article/88/680x460/0/5498F08A-E8EA-4006-B58C-65D330B54FD3.jpeg
Listin Diario
22 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 6:07 PM
La República 8 Septiembre 2008
0 Comentarios
Tamaño texto
COOPERACIÓN
Constanza, el valle encantado
EL CLUSTER APROVECHA LOS VALORES NATURALES DE ESTE MUNICIPIO EN BENEFICIO DEL TURISMO
  • Constanza es un valle entre montañas con múltiples atractivos naturales para el turismo ecológico.
Compartir este artículo
Grisbel Medina R.

CONSTANZA.- Constanza huele a rosas y está pintada de montecasinos. Camino al valle más elevado y frio del país, enamoran los surcos de apio, papas y el ajo que condimenta las mañanas del municipio. El camino a Constanza está en construcción.

A pasito bien lento, el gobierno pavimenta la obra reclamada por décadas. Las pendientes y los trechos intervenidos por maquinaria pesada, hacen más lento el ascenso.

El 14 de junio de 1959 aterrizó en Constanza el ansia de libertad pegada a la piel y el alma de los expedicionarios dominicanos y extranjeros comandados por el coronel Juan de Dios Ventura Simó. Combatir la dictadura trujillista motivó el proyecto patriótico, político y militar tronchado por las garras tiránicas.

Esa Constanza de sembradíos, sudor de héroes, nombre de reina indígena y reservas naturales, se ha montado en el safari de los cluster. Aquellas redes comerciales donde convergen representantes de un mismo sector para trabajar por objetivos comunes, hallaron allí un terreno abonado. Así, en el 2005, fue fundado el Cluster de Constanza.

Con la misión de desarrollar y promover el atractivo del municipio como destino de turismo ecológico y de aventura de clase mundial, el Cluster, regido por el empresario hotelero, Rafael Collado Abreu, aspira a convertir aquel nido floral y gigantesca parcela de bulbos, en un destino único para el turismo de montaña.

Sin que las gestiones atenten contra la calidad de vida de la gente y no violenten el ambiente, el Cluster se apega a las prácticas respetuosas de la filosofía ecoturística. Así lo reconoce su directora ejecutiva, Liliana Peralta López.

La joven ejecutiva de 24 años, constancera, informa que el Cluster de Constanza generó la energía necesaria para rehabilitar y poner en funcionamiento el Aeropuerto 14 de Junio, el año pasado. La evidencia es que el presidente de la entidad, Rafael Collado Abreu ha presidido las dos comisiones oficiales creadas para su rescate y manejo.

En tres años de trabajo, la satisfacción le brota al citar los logros como la elaboración de la página web constanza.com.do, ganadora del concurso La Arroba de oro en el renglón Hotelería y Turismo). Este portal es una herramienta publicitaria importante que mantiene al público actualizado en torno a los atractivos y la dinámica social del lugar poblado de famosos ranchos y hoteles como Guaraguao, Alto Cerro, Mi Cabaña Resort y Rancho Constanza, entre otros.

De acuerdo con Liliana Peralta, el Cluster de Constanza también realizó un estudio de factibilidad para el transporte de productos agrícolas desde el aeropuerto y auspició el  Plan de Ordenamiento Territorial de Constanza. Este último se considera el más importante para el desarrollo integral del municipio, pues provee herramientas adecuadas para la planificación urbanística y productiva en general, además de una normativa de ordenamiento, aprobada recientemente por la Sala Capitular del Ayuntamiento de este municipio.

El mes pasado, el Cluster de Constanza se anotó otro punto. Con apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID) y el programa Alianza Dominicana para el Turismo Sostenible, inauguró el Centro de Información Turística en el aeropuerto, destinado a ofrecer información y guiar a quienes les visiten. “Si el turista es bien atendido, será un cliente satisfecho y repetitivo”, expuso Rafael Collado Abreu, presidente del Cluster, antes de invitar al pueblo a conocer el lugar.

El Cluster de Constanza es un modelo de integración. Aunque la política y los credos dividen, allí han logrado mantener la generosa llamita de la armonía. En el Cluster convergen los gobiernos municipales, instituciones del sector turístico, hoteles, restaurantes, empresas proveedoras de servicios (Safari Constanza, taxistas, guías), asociaciones para el desarrollo y agencias de cooperación como el Fondo Mineros, Consejo Nacional de Competitividad y Alianza Dominicana para el Turismo Sostenible (USAID-DSTA).

Del país y de otras latitudes, anualmente pisan el valle de Constanza aproximadamente 30,000 personas. Y, como iniciativa del Cluster existe un Mapa Guía del municipio, en el que están señalizadas desde el Salto de Aguas Blancas (83 metros de caída libre en Valle Nuevo), la Reserva Científica Ebano Verde, la zona protegida Las Neblinas, las instituciones de servicios, hoteles, restaurantes y hasta el caminito a la pista de baile de Kapioca.

"El mapa es caricaturesco, muy amigable", asegura el titular del Cluster.

Satisfecho por el modelo inclusivo que les permite trabajar con independencia del Estado, pero manteniendo relaciones con éste y sin perder el liderazgo institucional, Collado manifiesta su regocijo al sentar, en la misma mesa, a hoteleros y agricultores para juntos potencializar las bondades de la comunidad, haciéndolas rentables sin perder el ingrediente cultural pueblerino.

Testimonio
En Constanza, cada casa es un jardín. El ajo perfuma el aire y los muchachos te invitan a bailar en Kapioca, en los camiones donde, de día, cargan los frutos de la tierra que abastecen tanto mercados nacionales como mesas europeas y estadounidenses.  

Yamilka Rodríguez, encargada del área cultural del Ayuntamiento de Constanza cita el reto que plantea el Cluster. "El trabajo es muy positivo y nos propone mayores beneficios que los que Constanza obtiene como valle agrícola.

El provecho se verá a corto, mediano y largo plazo. El Cluster dinamiza la economía pues hay proyectos que favorecen el crecimiento del turismo y necesitamos educarnos en función de eso y así recibir mejor a quienes nos visiten".

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar
Más en La República