http://images2.listindiario.com/image/article/112/680x460/0/D2320243-4C92-43BB-B9D3-04DFB4F5D9DB.jpeg
Listin Diario
2 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 8:06 PM
La República 18 Febrero 2009
0 Comentarios
Tamaño texto
FALTA DE IDENTIDAD
El extenso camino para poder hacer una declaración tardía
AUTORIZACIÓN DE ACTAS TARDÍAS SIN RATIFICACIÓN. LA COMISIÓN DE OFICIALÍAS DE LA JCE AUTORIZÓ EN EL 2007 LA DECLARACIÓN TARDÍA DE 428 PERSONAS, SIN PROCESO JUDICIAL
  • Trámite. La solicitud de una declaración tardía se hace por la oficialía, que se encarga de enviarla a la fiscalía para que emita su opinión, y ésta a un tribunal civil para que la ratifique mediante sentencia.
Compartir este artículo
Wanda Méndez
braulia.mendez@listindiario.com

SANTO DOMINGO.- Nélsida Herasme comenzó hace más de un año a gestionar una declaración tardía de nacimiento en la oficialía civil de Postrer Río, un municipio de la provincia Independencia.

El proceso es gratuito, al menos en la Junta Central Electoral (JCE), pero el requisito de una ratificación de un tribunal le pone un costo que depende de la tarifa del abogado que haga ese trámite legal.

En los servicios legales, Herasme ha gastado más de RD$30,000 y todavía su expediente no ha salido de la JCE. Después de esperar la sentencia de un juez, el expediente vuelve a la oficialía, que se encarga de tramitarlo a la JCE para fines de investigación y autorización del acta. Esas indagatorias se toman su tiempo.

Los pasos
El trámite judicial se ha constituido en un obstáculo para que una persona obtenga gratis y con rapidez un acta de nacimiento tardía. Los tribunales de primera instancia y la jurisdicción de niños, niñas y adolescentes están llenos de solicitudes de ratificación de documentos para fines de declaraciones tardías.

Del 2006 al 2008 estos tribunales emitieron 200,000 sentencias de ratificación de actas de nacimiento tardías. Previamente se requiere la opinión de la fiscalía, y al menos la del Distrito Nacional dictaminó 4,137 en los últimos seis meses del año pasado.

El trámite está amparado en la ley 659 sobre Actos del Estado Civil, del 17 de julio de 1944, que en su artículo 40 consigna que “si la declaración de nacimiento ha sido tardía el oficial del estado civil podrá, previa investigación de la veracidad de tal declaración, inscribirla o no en el registro correspondiente..., pero no expedirá copia al interesado hasta que el acta levantada sea ratificada por el tribunal competente”.

Ratificación
La experiencia del juez José Ángel Aquino, quien coordina la Comisión de Oficialías de la JCE, le permite afirmar que ese trámite judicial es innecesario, porque ya la JCE cuenta con los mecanismos necesarios para investigarlos y hacer una buena depuración. Solo los expedientes que trabaja la Comisión de Oficialías y de los menores de 16 años, están exonerados de ese trámite. El fiscal adjunto Elías Báez y la asistente de la Unidad de Declaraciones Tardías de la Fiscalía del Distrito Nacional, Mary Jiménez, coinciden con Aquino. La Fiscalía se limita a verificar los documentos que recibe de las oficialías, dice Jiménez.

Y es la JCE que investiga cada expediente. La Fiscalía emite opinión favorable a la mayoría de los casos que recibe, un estimado de 1,000 cada mes, señala Jiménez. “Ese trámite judicial burocrático ya no es necesario, solo representa una carga para el Estado y para el ciudadano”, dice el fiscal adjunto Báez. Plantea se busque otra vía más expedita.

La eliminación de ese trámite es parte de la propuesta de reforma a la ley 659 que estudia el Pleno de la JCE, preparada por una comisión especial, que integran los jueces Aquino y Mariano Rodríguez. Solo puede ser obviado con una modificación a la ley 659.

DECLARADOS POR UN VECINO O UN PARIENTE
El nacimiento de un niño será declarado por el padre o a falta de éste por la madre, o por los médicos cirujanos, parteras u otras personas que asistieran en el parto, o fuera de la residencia de la madre por la dueña de la casa donde se produjo el parto, contempla la ley 659, en su artículo 43.

Sin embargo, la JCE está facultada para autorizar la declaración de nacimiento a las personas que no señala la ley, a través de la Comisión de Oficialías. “Tenemos muchas personas que ya tienen cierta edad que nunca han sido declaradas y sus padres murieron o no viven en el país, o no existe al momento ninguna de las personas que asistió a ese parto y entonces tenemos que autorizar que lo declare un pariente, un vecino o cualquier otra persona que dé constancia del nacimiento”, precisa José Ángel Aquino, juez de la JCE. Precisó que se debe hacer constar que es hijo del verdadero padre, no de quien lo declara.

El procedimiento también es lento. Primero se solicita en la oficialía civil, que lo envía a la Comisión de Oficialías para su autorización. Después va al Pleno de la JCE para su aprobación. Se requiere depositar una serie de documentos igual que los mayores de 16 años, excepto la sentencia de ratificación.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar
Más en La República