http://images2.listindiario.com/image/article/130/680x460/0/1D4A8455-600C-4B31-9903-EFF762B57B5E.jpeg
La República 15 Junio 2009
0 Comentarios
Tamaño texto
PROCESO
Pruebas Nacionales se usan poco para mejorar debilidades
MAESTROS DICEN QUE EL IMPACTO DEL EXAMEN NACIONAL NO SE HA VISTO EN MATERIA DE CALIDAD
  • Exámenes. Unos 159 mil estudiantes de octavo grado y 44 adultos son evaluados a partir de mañana.
Compartir este artículo
Bethania Apolinar

Santo Domingo.- Más de 194 mil estudiantes de octavo grado y del tercer ciclo de adultos van mañana a pruebas nacionales, unas evaluaciones que el propio director general de Evaluación y Control de la Calidad de la Educación, Julio Valierón, reconoce que no se explota lo suficiente.

“Deberíamos hacer una mayor explotación de las informaciones que producen (las pruebas)”, enfatiza.

Al referirse a los cuestionamientos de diferentes sectores que cuestionan que los resultados de las pruebas nacionales no se utilizan para superar las debilidades del sistema, Valeirón dijo que está plenamente de acuerdo con que a las informaciones que producen esas evaluaciones se les dé un mayor seguimiento. “Creo que se requiere hacer un uso intensivo de la información”, indicó.

A su juicio, en el país hace falta fomentar la cultura del uso de resultados y producir más información.

Pero sostuvo que no es un problema de la pruebas, sino “de que no hemos sido capaces de crear un mecanismo para poder realmente hacer ese trabajo, que es muy grande y muy arduo”.

Las pruebas nacionales se aplican en el país desde principios de los años 90 como una herramienta para determinar el logro alcanzado por los estudiantes.

Contenidos a evaluar
En cada área objeto de pruebas nacionales se mide el nivel que han alcanzado los estudiantes en el dominio de los contenidos y competencias, que de acuerdo con el currículo vigente debieron ser trabajados en aula.

Las pruebas nacionales de octavo de básica evalúan los contenidos del currículo para ese curso.

En Lengua Española se toman en cuenta las competencias comunicativas, intelectuales y lingu¨.sticas de los estudiantes.

En Matemática se evalúan los números reales, para determinar si el estudiante sabe identificarlos, representarlos en una recta numérica y resolver problemas que involucren su uso.

Otro aspecto a medir es la geometría de coordenadas, donde se enfatiza la localización de puntos en el plano, el cálculo de áreas y perímetros de figuras, transformaciones y el embaldosado del plano, expresiones algebraicas, ecuaciones e inecuaciones, probabilidad y estadísticas, así como interpretar gráficos estadísticos y determinar la probabilidad de eventos aleatorios, así como los cuerpos redondos.

En Ciencias Sociales se examinan los conocimientos en zonas francas, población, inicios del siglo XX, caudillismo, ocupación militar dominicana de 1916, política económica de Trujillo, movimientos de oposición y consecuencias de ésta, medidas y objetivos de los gobiernos de 1961-1978, nuevos movimientos sociales, cultura democrática y autoritaria, así como lectura de mapas y gráficos.

En Ciencias de la Naturaleza se evalúan las áreas de química, física (donde se trata el movimiento rectilíneo uniforme y uniformemente variado, análisis gráfico del movimiento, leyes del movimiento de Newton, trabajo y potencia, energía, electricidad y óptica), y biología (que abarca método científico, enfermedades causadas por agua contaminada y por animales vectores y tecnología).

(+)
NO RETROALIMENTAN EL SISTEMA EDUCATIVO

El rector de Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), Miguel Escala, resaltó que el gran valor de las pruebas nacionales está en la capacidad de retroalimentar a las escuelas sobre su rendimiento, y que los directores asuman esos resultados como un reto para mejorarlos el próximo año.

“Si simplemente las pruebas nacionales sirven para determinar si pasó o no pasó, no les estamos dando un buen uso”, dijo y consideró que las pruebas diagnósticas retroalimentarias son mucho más efectivas en todo ese proceso.

Recordó que en los inicios de las pruebas la retroalimentación se llevaba a cabo, pero con el tiempo se ha ido perdiendo.

De su lado, la ex presidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), María Teresa Cabrera, entiende que no tiene sentido invertir tanto dinero en unas pruebas nacionales cuyo impacto no se ha visto en materia de calidad.

“Creo que lo que importa es el seguimiento, el acompañamiento en el proceso, en el día a día, en la gestión pedagógica que tiene lugar en las aulas cotidianamente, hacia eso es que se tienen que orientar todos los esfuerzos”, sostuvo.

Dijo que no es partidaria de una inversión tan alta para que los resultados todos los años sean los mismos.

Al igual que Escala, abogó por una prueba diagnóstica.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar