La Vida 17 Noviembre 2007
0 Comentarios
Tamaño texto
APLICACIÓN
Mascarillas caseras para lograr el cutis de sus sueños
LOS MEJORES TRATAMIENTOS SE OCULTAN EN LOS INGREDIENTES DE SU COCINA
  • Avena, miel, leche, yogur, aceite de oliva, huevo, aguacate, pepino, lechosa y otras frutas y vegetales se emplean en mascarillas para el cuidado del rostro.
Li Misol

SANTO DOMINGO.- Antes del progresivo avance que la cosmética experimenta en la actualidad, los tratamientos de belleza provenían única y exclusivamente de la naturaleza. No había cremas, geles o tónicos con base en productos químicos: la belleza y lozanía se mantenían con ingredientes que hoy cualquiera tiene en su despensa.

Según señala la dermatóloga- cosmiatra Dolly Nin, “ya en la Biblia hay referencias del uso de productos como la miel, el fango y las sales”. Además, se infería que los mismos beneficios que ciertos vegetales y frutas tenían en el cuerpo al ser ingeridos, debían extrapolarse a la piel si se colocaban sobre ella troceados o bien triturados.

Así surgieron las primeras mascarillas para embellecer el cutis, cuya piel es la más fina y delicada de toda la anatomía. Todavía se mantiene la costumbre de poner dos trozos de pepino sobre los ojos para relajar esa zona, o en su defecto, dos rebanadas de papa, cuyo efecto es desinflamatorio, muy efectivo para combatir las ojeras o bolsas debajo de los ojos.

Variedad
La variedad de mascarillas que se pueden preparar en casa no conoce límites. La avena es uno de los ingredientes más usados para cubrir el rostro y su efecto, según explicaciones de Nin, “es refrescante e hidratante”. Otras mascarillas caseras por excelencia son la de miel, que es nutritiva y deja la piel suave, y también la leche.

Con la miel hay que tener precauciones pues “puede contener polen y afectar a quienes son alérgicos”. Asimismo hay que cuidarse de frutas o vegetales con alto contenido de vitamina C, porque la acidez, si se expone al sol “puede producir la hiperpigmentación (manchas)”, explica la dermatóloga. Entre esos alimentos con alto contenido ácido están cítricos, como limones, naranjas y kiwis e incluso el pepino. Para usarlos en una mascarilla deberá aplicarla en las noches y removerla con abundante agua. Recuerde: “ Todo astringente debe usarse con sumo cuidado”, dice Nin.

MASCARILLA DE AGUACATE
Ingredientes
1 aguacate muy maduro
1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
Preparación
Se saca la semilla del aguacate, la masa se
machaca con un tenedor y se mezcla con el aceite
hasta que no haya grumos. Aplique sobre la
piel de la cara y el cuello por 10 minutos.

CONSEJOS
“Antes de aplicar cualquier mascarilla hay que asegurarse de limpiar bien la piel del rostro, ese proceso también puede hacerse con ingredientes naturales”, expresa Dolly Nin. Eliminar las células muertas de la piel se logra con un poco de azúcar crema o sal molida mezcladas con alguna crema neutra o leche limpiadora, “esto limpia la piel de células muertas e impurezas”. Una vez realizado este paso indispensable, puede proceder a colocarse la mascarilla de su preferencia en todo el rostro.

Luego, póngase cómoda y relájese mientras esta hace su efecto. El tiempo de duración de la aplicación puede variar de 20 minutos a una hora, pero hay mascarillas que pueden, incluso, dejarse durante toda la noche. Una vez pasa el tiempo reglamentario lave bien la cara con agua templada y evite aplicarse otras cremas con base sintética inmediatamente después.

Recuerde que la mascarilla ciento por ciento natural tiene un efecto más sutil, pero a veces también más sano que las cremas del mercado. Se ha probado que para ver resultados debe haber constancia y mucha disciplina en el tratamiento.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar