http://images2.listindiario.com/image/article/153/680x460/0/FA54EC9C-6A1D-4B1B-B8B6-2A1248218915.jpeg
Listin Diario
3 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 9:14 PM
La Vida 13 Noviembre 2009
0 Comentarios
Tamaño texto
FRUTOS SECOS
Las semillas de cajuil son fuente de sabor y salud
SON UN ALIMENTO CALÓRICO, POR ESO SE DEBEN CONSUMIR CON MODERACIÓN
  • La nuez del cajuil tiene gran demanda a escala mundial por sus propiedades nutricionales.
Compartir este artículo
Li Misol

Santo Domingo.- Las semillas de cajuil se pueden conseguir en supermercados, diversas tiendas de comestibles y hasta en cualquier semáforo del país. Su delicioso e inconfundible sabor ha hecho de estas frutas secas una de las favoritas de los dominicanos pero además, su contenido nutritivo las convierte en un alimento que aporta al cuerpo los ácidos grasos insaturados, protectores del sistema cardiovascular.

La nutrióloga Claudette Díaz recomienda consumir las semillas de cajuil con otros grupos de alimentos que incrementen su potencial nutritivo. “Se puede añadir a ensaladas y arroces diversos, carnes de sabor suave como las aves o incluso carnes rojas y también se pueden consumir en postres”, expresa. Añade que también es buena idea mezclarlas con cereales para aumentar su potencial.

Valor nutricional
Díaz comenta que consumir 100 gramos de semillas de cajuil aporta al cuerpo 550 kilocalorías y 30.19 gramos de carbohidratos, de los cuales 5.91 gramos son azúcares. También hay que mencionar, dentro del contenido nutritivo de este alimento, sus 43.85 gramos de grasa y 18.22 proteínas. A nivel de vitaminas, las semillas de cajuil proporcionan vitaminas del complejo B y vitamina C y minerales esenciales como el calcio, el hierro, el magnesio, el fósforo y el potasio.

A pesar de esto, las semillas son un alimento calórico, “por lo que consumirlo en exceso conllevaría a la ingesta de calorías extra, y si encima le añadimos sal, hay que preocuparse de tener en cuenta el contenido de sodio”. Díaz añade que varios estudios no recomiendan el consumo de este alimento a hipertensos, pero todo depende de la sal.

Incluir las semillas de cajuil en la dieta diaria de una persona sana es vital, porque los ácidos grasos insaturados que contienen son cardioprotectores. Elija para su merienda una porción y disfrute.

Las deliciosas semillas de cajuil
Una dieta equilibrada es sinónimo de salud, y en ella deben incluirse las frutas secas como las semillas de cajuil alternadas con otros alimentos, por su contenido de ácidos grasos insaturados, dentro de los cuales se encuentran los poliinsaturados (ácido linoléico u omega 6 y ácido linolénico u omega 3) y los monoinsaturados (ácido oleico).

Ambos protegen el sistema cardiovascular y disminuyen el colesterol LDL o “malo” y los triglicéridos, a la vez que aumentan el colesterol HDL o “bueno” lo cual ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. Los ácidos grasos monoinsaturados se hallan en el aceite de oliva, el aguacate y las aceitunas, mientras que los poliinsaturados, que nuestro cuerpo no puede producir por sí mismo, se encuentran en los aceites de semillas (girasol, maíz, soja), las margarinas vegetales, los frutos secos grasos u oleaginosos y el aceite de hígado de bacalao.

Cajuil
La nuez del cajuil es de donde se extraen las semillas. Esta fruta, nativa de Brasil, es común en los países tropicales y su fruto carnoso se usa para fabricar mermeladas, conservas dulces, jaleas, gelatinas, vino, vinagre, jugos o puede consumirse fresca. La nuez del cajuil (también llamado alcayoiba, anacardo, castaña de cajú, marañón y merey) es de color gris con forma de riñón y al tostarla se extrae la semilla que tiene gran demanda a escala mundial por sus propiedades nutricionales.

RECETA: POLLO A LA CANTONESA

Ingredientes:
3 tazas de pollo en pedazos pequeños, 1 cucharadita de sal, 1/4  de cucharadita de pimienta negra, 4 cucharadas de aceite, 1/2 taza de semillas de cajuil, 1 cebolla grande rebanada, 1 pimiento verde picado, 1 nabo rebanado. Para la salsa: 1 taza de caldo de pollo, 1 y 1/2 cucharadas de salsa de soya, 2 cucharaditas de maicena, 3/4 de cucharadita de azúcar, 2 cdas. de jerez seco.

Preparación:
Salpimente el pollo. En una sartén o wok, dore las semillas de cajuil. En el mismo aceite sofría la cebolla, agregue el pollo, sofría; agregue el pimiento y el nabo. Deje cocer 6 minutos. Aparte combine los ingredientes de la salsa. Eche la mezcla a la sartén, junto con las semillas, cueza a fuego lento y agregue el pollo.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar