Listin Diario
16 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 7:23 PM
La Vida 4 Agosto 2009
0 Comentarios
Tamaño texto
LECTURA COMPRENSIVA
“Extráñame, pero déjame partir”
Compartir este artículo
Noris Céspedes
gmachachin@yahoo.com

El pasado viernes 24 de julio, mientras participaba en una oración de sanación, junto a familiares, amigas y amigos, hermanas de comunidad, testimonié sobre mi relación con Riky, sobrino que partió a la Casa del Padre el 24 de julio de 2007. Y decía que su muerte no ha sido en vano, tal como dijo su canchanchán Raúl, su primo, mi hijo menor, al leer el panegírico. No ha sido en vano, pues nos ha dejado con mayor unión familiar y amistosa.  

Y justamente, al terminar nuestras oraciones, mi hermana me entregó un recordatorio del segundo aniversario de su partida a la morada eterna, que prepararon sus amigos, con un mensaje que refleja lo que sé él quería.  Dice: “Extráñame, pero déjame partir.

Cuando llegue al final de mi camino y el sol para mí no brille más, no quiero ritos en una habitación melancólica.  ¿Por qué llorar por una alma liberada? Extráñame un poquito, pero no por mucho tiempo. Acuérdate de todo lo que compartimos. Extráñame, pero déjame partirÖ Este es el viaje que todos debemos hacer. Es todo parte del plan del Maestro; un paso en el camino hacia el verdadero hogar. Entierra tus penas con buenas acciones. Extráñame, pero déjame partir”.

Y luego, como si Riky nos hablara: “No he muerto. Aunque mi cuerpo no esté, siempre mi presencia se hará sentir. Seré el silencio de nuestro hogar que tanto compartimos. Seré la  brisa que besará sus rostros.  Seré un recuerdo que asista a su memoria. Seré una página bonita de su historia”.   Y yo le agrego: Siempre estarás en nuestros corazones. Y aunque te dejamos partir, te extrañaremos por siempre, Goldo Lindo.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar