http://images2.listindiario.com/image/article/264/680x460/0/3AF07961-3DF7-4DC3-936C-20D67A65E183.jpeg
La Vida 18 Marzo 2011
0 Comentarios
Tamaño texto
PLANTA
Caña dulce, caña brava
LA PLANTA SACCHARUM OFFICINARUM TIENE DIFERENTES USOS, NO SOLAMENTE LA PRODUCCIÓN DE AZÚCAR
  • Producto. De la caña de azúcar se aprovecha todo el tallo.
Compartir este artículo
Jaclin Campos
jaclin.campos@listindiario.com
Santo Domingo

“Pongan atención, señores, a lo que voy a cantar: el merengue caña brava es muy bueno de bailar”. Así comienza el tema “Caña brava”, un clásico de la música vernácula que hace referencia a un producto que, desde su introducción a la isla en el segundo viaje de Cristóbal Colón, ha formado parte importante de la realidad nacional: la caña de azúcar.

Según Alberto Potes, administrador general del ingenio Cristóbal Colón, perteneciente al Consorcio Azucarero de Empresas Industriales, la caña de azúcar se cultiva en más de 150 países. De ella se extrae el 70 por ciento del consumo total de azúcar.

En el mundo hay tres lugares donde se cosecha durante todo el año: Colombia, Perú y Hawái. En los demás países, entre ellos República Dominicana, se cosecha por zafra, es decir, durante un período especial del año.

“Ello obedece a las condiciones agroclimáticas de cada país o de cada región”, dice Potes.

En el caso de República Dominicana, la zafra se inicia a finales de noviembre y termina a finales de mayo o en los primeros diez días de junio.

“Los mejores rendimientos de la caña se obtienen en este período ñexplicañ. es cuando se presenta la mayor curva de maduración con los mejores picos de madurez entre el 15 de febrero y el 15 de mayo”.

En el país, señala, la producción promedio de una hectárea sembrada en caña es de 60 toneladas sin riego y 90 con riego.

Usos
La planta, que responde al nombre científico de Saccharum officinarum y es oriunda de Asia, tiene diferentes usos. Aparte del azúcar, de ella se extraen mieles finales o melaza, alcoholes para la producción de bebidas y bagazo para la generación de vapor. Además, en las calles abundan los trabajadores informales que venden la caña o su refrescante jugo.

De la planta se aprovecha todo el tallo. Una tonelada de caña de azúcar produce: una tonelada de jugo, 35 kilos de cachaza, 250 kilos de bagazo, 6 kilos de ceniza, 110 kilos de azúcar y 45 kilos de miel final o melaza.

“Desde el punto de vista ambiental el cultivo permanente de la caña presenta unas bondades inmejorables”, dice el experto del ingenio Cristóbal Colón, el cual fue fundado en 1883.

Medioambiente
Las extensas plantaciones de caña absorben el monóxido de carbono y lo transforman en oxígeno. Incluso después de la zafra hay beneficios. El follaje que queda en el suelo de los campos (alrededor del 30 por ciento) se usa como materia orgánica: mejora los suelos aportándoles los nutrientes que requieren para su conservación y la optimización del cultivo.

En el mismo plano de la sostenibilidad se inscribe el aprovechamiento del bagazo, el cual se usa en las calderas como combustible para producir vapor y con ese vapor generar la energía eléctrica que le da autonomía a las fábricas de azúcar.

De igual manera, añade Potes, el bagazo tiene múltiples usos industriales, desde la producción de filtros hasta la alimentación animal (hidrolizándolo).

“Los residuos de la planta industrial, los lodos y las cenizas ñexplica el expertoñ son separados del proceso y retornados al campo como un fertilizante (cachaza)”.

El jugo procesado puede ser utilizado, además, como carburante. 

IMPORTANCIA SOCIAL Y ECONÓMICA
“La caña de azúcar tiene una gran importancia en lo económico y en social”, asegura Alberto Potes y a continuación cita algunas razones: por cada empleo directo, la industria genera cuatro indirectos; por el uso intensivo de mano de obra (es un proceso agroindustrial), se emplea mucha gente en el campo, en labores de cultivo de la caña y en labores de corte, alce y transporte.

“En República Dominicana se deben tener unos 25,000 empleos directos durante el período de zafra y unos 100,000 indirectos (todos los proveedores de bienes y servicios) requeridos por la operación de los ingenios”, señala Potes.

 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña