LD- Lecturas de Domingo 14 Octubre 2007
0 Comentarios
Tamaño texto
EFECTOS
Electricidad: fuente de contaminación
Una radiofrecuencia eléctrica entre los 30 y 300 megavatios puede provocar en algunas personas trastornos visuales, del sistema nervioso y de las glándulas
  • Ilustración: Kilia Llano
Paloma Ruiz Ceballos

SANTO DOMINGO.- ¿Aprendió usted en clases de ciencias sobre la contaminación? Seguro que sí, y tal vez recuerda que “la contaminación es aquello que a través de una sustancia o energía, irrumpe en nuestro medio para provocar daños”.

Ahora bien, un nuevo tipo de contaminación viene a alterar nuestro entorno. Se trata de la que se provoca cuando la alteración se produce por la presencia de campos electromagnéticos, generados por los electrodomésticos de uso frecuente en casa, y que es llamada “contaminación eléctrica”.

Un informe publicado por el Instituto Karolinska, de la Universidad de Estocolmo, sobre el efecto de los campos electromágneticos en más de 400 mil personas expuestas a una línea de alta tensión, evidenció que “determinadas enfermedades se manifestan a partir de cierta cantidad de voltaje, y éstas aumentan en número de casos y en gravedad cuando los valores de flujo eléctrico se incrementan”.

Aunque el organismo requiere de corrientes eléctricas para que las neuronas envíen información al cerebro, cuando estamos en exposición frecuente a factores externos que las emitan, puede resultar afectada la estructura celular.

Si se combinan los campos electromagnéticos naturales (como tormentas eléctricas y el Sol) con los generados por maquinarias industriales, líneas eléctricas, electrodomésticos y otros aparatos, al duplicarse la dosis, se producen cambios en la membrana de todas las células del cuerpo y esto provoca efectos dañinos, que degeneran en numerosos trastornos, pero éstos están suscritos a la respuesta individual de cada ser humano.

Es por esto que muchos de los estudios realizados no han encontrado eco en entidades de salud internacionales, por lo que aún no emiten una voz de alerta.

SALUD
Acerca de los daños
EFECTOS EN EL ORGANISMO

Según un artículo de la revista de la Sociedad Española de Medicina y Seguridad del Trabajo, algunas de las manifestaciones frecuentes de los efectos de la contaminación eléctrica en el organismo son: dolor de cabeza, insomnio, variaciones en la presión arterial, e incluso transtornos de atención y memoria , problemas en la vista, el sistema nervioso central, el hígado y la glándulas de secreción interna.

En las áreas de trabajo puede llegar a producir cambios en la temperatura corporal, desequilibrio en los electrolitos de la sangre, dolor muscular en las articulaciones, dificultad en la percepción de los colores y fatiga. +INFO: semst.org/revista

Para reducir los efectos de la electricidad en el hogar
Una de las medidas que pueden contribuir a que el ambiente en el que se desenvuelve esté menos cargado de contaminación eléctrica es procurar reducir el uso de electrodomesticos muy cerca de usted, principalmente a la hora de irse a dormir.

Si es imprescindible tener una lámpara en su mesa de noche, y ésta le queda muy cerca, es bueno que trate de colocarla a una distancia de más de un metro de donde duerme.

Lo mismo con los relojes despertadores, si se pueden elegir de pilas o cuerda es mejor, de esa manera no tendrán que estar conectados a la corriente eléctrica.

También es importante que a la hora de calentar alimentos en su horno microondas, que la distancia entre usted y el aparato sea considerable para evitar el efecto negativo que causan las emisiones de electromagnéticas de estos aparatos.

Los transformadores cerca de su casa son grandes generadores de radiación; para reducir el efecto que éstos pueden causar, es bueno sembrar árboles de hojas gruesas.

En sentido general, de lo que se trata es de mantener una mayor distancia de las fuentes que emiten energía para que la radiación recibida sea menor.

Y tener en cuenta que no todas las personas son igual de sensibles a la contaminación eléctrica o al exceso de electricidad estática.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar
Más en LD- Lecturas de Domingo