Puntos de vista 24 Diciembre 2007
0 Comentarios
Tamaño texto
Importancia de la prevención en desastres naturales
Fray Junípero Casablanca

De repente nuestro país descubre que tiene que aprender a tomar medidas para evitar las penosas consecuencias que tienen los desastres naturales. Es el cuento de poner el candado después de que entra el ladrón a robar.  Nuestro Presidente anuncia que va a pedir asesoramiento para enfrentar desastres parecidos a las tormentas Olga y Noel del año 2007 durante su viaje a Cuba con motivo de la reunión de Petrocaribe.  Lo hace porque está convencido de que el manejo de estos desastres naturales ha dejado mucho que desear, y como ejemplo tenemos las inundaciones al desbordarse la represa durante el Huracán Georges, lo cual acabó con las comunidades de Tamayo y San Juan.  Luego revivimos el desastre de las inundaciones en Jimaní al desbordarse el río barriendo con varias comunidades y llenando al Lago Enriquillo de cadáveres y escenas dantescas sin comparación. Recientemente tuvimos a las Tormentas Olga y Noel anegando regiones enteras de siembras y cultivos del suroeste y del Cibao, además llenar de luto y sufrimiento a miles de dominicanos que perdieron a sus seres queridos, sus viviendas, y su forma de vida por el paso de estos desastres naturales.

Ya mencioné en un artículo anterior como estas tormentas han puesto al desnudo nuestra pobreza, y ahora quiero aprovechar esta lección que nos han dado estos fenómenos para recordar el dicho oriental de que un problema o desastre natural es como encontrarse una perla en el mar.  Es una oportunidad valiosísima que nos da la vida para aprender de nuestros problemas y no cometer los mismos errores de nuevo.  Una oportunidad para saber enfrentar y resolver estos problemas en el futuro y sobre todo la oportunidad de tomar las medidas preventivas necesarias para no tener estos mismos problemas otra vez.

Ya conocemos el dicho de que aquellos que no estudian la historia están condenados a repetir sus mismos errores. Así mismo conozco de aquella famosa comisión nombrada por el Dr. Balaguer para enfrentar los desastres naturales con extensos manuales, folletos de instrucción, y voluminoso libro escrito y publicado por la Secretaría de Obras Públicas para enfrentar los desastres naturales.  ¿Y donde está ese manual?  ¿Dónde fue a parar tan importante comisión?   ¿Volveremos a colocar a empresas que tienen como interés principal el tener una represa llena de agua para que les genere electricidad barata al mando de la seguridad de toda una región que puede ser destruida por la irresponsable conducta de liberar el agua en medio de la noche en la hora cero del desastre natural cuando una mente previsora lo pudo haber hecho cinco días antes cuando se tenía conocimiento de la cantidad enorme de agua que nos iba a caer encima. Ahora queremos encubrir nuestro error con la polémica de que el satélite de la NASA no mide los volúmenes de lluvia con la misma precisión que los pluviómetros de Meteorología, y eso no es más que un esfuerzo por encubrir lo que en realidad se tenía que hacer mucho antes de que el agua cayera.  Ahí estuvo el error mis queridas autoridades expertas en opinión pública y también expertos en encuestas de popularidad, la clave está en la Prevención.  La perla es la Prevención.  La tienen en las manos, la descubrieron en este mar de sufrimiento y ahora por favor, hagan algo por evitar que lo mismo ocurra en el futuro.  

En Cuba les van a hablar de la importancia de la reforestación de las riveras y cuencas de ríos, las cuales están hoy día totalmente deforestadas desde su nacimiento en la cordillera central, hasta su desembocadura en las playas del  Mar Atlántico. La reforestación es un tema de seguridad nacional que protege y guarda el elemento esencial de la vida que es el agua, y particularmente el agua potable.  Allí les van a explicar lo importante que es el manejo juicioso de nuestros bosques maderables que no pueden seguir administrados de forma tan caprichosa, y muy a propósito de proyectos que han demostrado su efectividad como los son el Plan Sierra, Arroyo Novillero, la Falconbridge, y el Proyecto de Quisqueya Verde.  En eso consiste la Prevención, o es que queremos pasar a ser una extensión del desastre de deforestación que aqueja al vecino país de Haití, donde lo desaprensivos ya empezaron a cortar los árboles de mangos y de aguacates para usarlos como leña?

El cinturón de seguridad para los chóferes es una medida de prevención que entendemos salva la vida de estos cuando ocurre un choque.  Hoy eso es ley y el que no usa el cinturón paga una multa.  Sí, lamentablemente tenemos que multar a los ciudadanos para que aprendan la importancia de las medidas preventivas necesarias para protegerlos de su propia negligencia. Los ayuntamientos tienen que marcar las zonas en las riberas de los ríos como no habitables y desalojar a los que allí residen y multar o encarcelar a los que tratan de poblar estas zonas ya que está harto demostrado de que es allí donde ocurren las peores tragedias. Son estas las mismas zonas donde existe la contaminación de las aguas limpias con las cloacas y aguas negras de estos mismos habitantes.  Es allí también donde se multiplican los mosquitos del dengue y la malaria, los ratones que portan leptospirosis,  y  es allí donde se perpetúan la gastroenteritis por tifoidea, cólera, y amebas.  La clave es la prevención.  Benjamín Franklin decía que una onza de prevención equivale a una libra de remedios y curas y eso se dijo hace ya 300 años.

Finalmente, quiero que la prevención sea tema de otras áreas de importancia las cuales deben de convertirse en prioridad para nuestras autoridades.  Por ejemplo, quisiera saber como se va a prevenir el problema de la contaminación ambiental por emisiones de vehículos de motor. Quisiera pensar que ya nuestros modernos edificios de lujo estén ajustados a los sistemas de prevención para movimientos sísmicos. ¿Quién les va a exigir a los ingenieros de tan bellas torres que deben tener escaleras de incendio? ¿Quién va a regular la contaminación por ruidos a propósito de los altos parlantes que cada día tienen más vatios de potencia y decibeles de sonido?   Felicitamos a los que sí hacen uso de su autoridad para proteger a los ciudadanos de los daños que hacen los fuegos artificiales, las bebidas alcohólicas, y el humo del cigarrillo.  De eso se trata el progreso y la perla encontrada en este desastre natural que  es la Prevención.   

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar